Seguidores

domingo, 20 de noviembre de 2011

Algunos son felices con lo poco que tienen, y otros no se conforman ni con medio país. Hay quienes dejan todo solo por un sueño, y hay otros que no sueñan, y nada dejarán. Algunos viven como si la vida fuera una cacería,
y otros que la disfrutan como un regalo de Dios, para amar, para amar, para amar… Hay quienes son felices repartiendo sonrisas, y hay otros que no saben ni reír, ni repartir. Algunos se quejan de cuánto acontece,
mientras otros agradecen tan solo por vivir. Hay quienes viven siempre calculando cómo no tener problemas, y otros transforman sus penas, en una oportunidad, para amar, para amar, para amar… Los unos y los otros parecen tan distintos, pero aunque no son lo mismo, tienen mucho en común. En cada pecho vive la presencia infinita, de Aquél que nos habita, y aunque nos cueste entender, hay quienes viven siempre escapando, del Amor que nos ama, y otros cada mañana, eligen VIVIR, para amar, para amar, para amar

No hay comentarios:

Publicar un comentario